senderos de extremadura
Portada de la iglesia  IGLESIA DE SANTA MARÍA MAGDALENA
(Olivenza)

TEXTO: A. Del Moral

FOTOS: Amado


[Establecimientos de Olivenza en ALEX]

  La Magdalena está considerada como una obra maestra del Manuelino portugués, con unas estructuras arquitectónicas notables y una gran importancia artística en su amueblamiento, lo que ha llevado a considerarla cómo uno de los más bellos especímenes del Manuelino, pudiéndose apreciar a simple vista elementos del gótico y del mudéjar, además de los propiamente renacentistas.

   Hacia 1.501, en tiempos del reinado del monarca Don Manuel, el entonces Obispo de Ceuta, sede a la que estaba adscrita Olivenza, Ouguela y Campo Maior, Fray Henrique de Coimbra, mandó iniciar la construcción de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena. Tan sólo dos años después la Sede de la Diócesis fue trasladada a Olivenza, donde descansan los restos mortales de Fray Henrique. La financiación de la edificación de éste notable templo corrió a cargo de las rentas del Obispado, el Comendador, el Alcalde Mayor y el propio pueblo de Olivenza; en éste último caso y para que todos pagasen la misma cantidad se impuso el denominado "Impoziçao", un impuesto que gravaba la carne, el vino y el pescado.detalle portada

  Los autores estudiosos del tema dividen los periodos de construcción de la Magdalena en dos etapas: La primera se le atribuye cómo autor al arquitecto Diego de Baytaca y en ella se desarrolló la traza general, la capilla mayor con su bóveda y arco triunfal y las columnas de la nave; y la segunda etapa es atribuida a los hermanos Arruda, y de ésta datan la cobertura del cuerpo de la Iglesia, la fachada y muchos de sus elementos decorativos.

   La Magdalena está considerada como una obra maestra del Manuelino portugués, con unas estructuras arquitectónicas notables y una gran importancia artística en su amueblamiento, lo que ha llevado a considerarla cómo uno de los más bellos especímenes del Manuelino, pudiéndose apreciar a simple vista elementos del gótico y del mudéjar, además de los propiamente renacentistas. Juntamente con los aludidos elementos góticos, mudéjares y renacentistas, el Manuelino aporta características propias que están presentes en la Iglesia de la Magdalena, cómo son sus majestuosas columnas torsas, los motivos decorativos relacionados con el mar y con la esfera terráquea, la fachada y el espectacular arco toral de la capilla mayor.

  detalle portadaEl interior del templo está conformado en tres naves de diferentes alturas, con una bella cubierta de crucería, cinco tramos sin transepto, capillas a los lados del Altar Mayor, cabecera planta y ábside cuadrangular. El coro a los pies, sobre una bóveda de crucería simple y a los lados del mismo una capilla y el baptisterio. Las tres naves están separadas por ocho columnas entorchadas de granito, del más puro estilo Manuelino, dos de ellas adosadas al pié de la nave y otras dos adosadas al Altar Mayor. Las columnas se apoyan sobre un plinto de mármol, que queda convertido en un octógono al achaflanar las esquinas para decorarlas con un rollo y una bolsa. El fuste lo forman cuatro toros enroscados, separados por medias cañas. Los capiteles se decoran con troncos entrelazados, variando los de las columnas adosadas a los pies de la nave, que decoran con motivos sogueados o flores. Adosado a la primera columna, junto a la nave del Evangelio, hay un púlpito típicamente renacentista.

  En la cabecera de la Iglesia sobresale la capilla mayor con su majestuoso arco toral, de siete curvas convexas, en cuyas claves hay un motivo pinjante típico del Manuelino. El intradós del arco al igual que su jamba, se caracteriza por los motivos florales. En las naves laterales se distingue el arco ojival de la cabecera, mientras que en las capillas laterales enmarcando los laterales surgen arcos de medio punto. A los pies de la Iglesia existen dos pequeñas capillas y el coro, situado en la nave central. Este se levanta sobre un arco muy rebajado formado por motivos sogueados que se unen en el centro del arco dando lugar a una especie de nudo. Porcristo crucificado encima, cómo ya se ha reseñado, se levanta el coro con típica balaustrada renacentista.

  En la nave de la Epístola, a los pies de la Iglesia, hay una pequeña capilla dedicada a la Virgen de Fátima, que debió ser la Sacristía de la Hermandad de San Pedro, por las llaves de la clave de su bóveda, a la que se accede a través de un arco de medio punto, sin decoración alguna. Sin embargo, a la capilla del otro lado, en la nave del Evangelio, se accede a través de un arco que es sinónimo al del coro, arrancando en unas columnas adosadas típicamente renacentistas, con decoración humana en sus capiteles. Esta última capilla, es en la actualidad el Baptisterio.

  La decoración alcanza su máxima expresión en la puerta que da acceso al coro y al campanario. Su base semicircular, su fuste y capitel, y la parte superior de la puerta están profusamente decorados con motivos vegetales y zoomórficos. Por encima de la puerta aparecen ángeles sosteniendo un escudo muy deteriorado, y un poco más arriba un pájaro rodeado por un enramado vegetal.

 detalle portada El piso de la Iglesia está formado por un enlosado de mármol, apareciendo en muchas de las losas que lo conforman inscripciones alusivas a las familias allí enterradas.

  Los retablos de las naves laterales, ocho en total, se pueden dividir en dos grupos:

  A.- Retablos en madera (tallada dorada), que, a su vez, son cinco:

  -Retablo del Cristo de la Piedad, también llamado del Señor Jesús, situado en la capilla del Evangelio.

  -Retablo de Nuestra Señora de la Concepción, en la capilla de la Epístola.

  -Retablo de San Pedro, en la nave del Evangelio.

  -Retablo de Santa Lucía, en la nave del Evangelio

  -Retablo de San José en la nave central.gárgolas

  B.- Retablos realizados en Mármol, que suman tres:

  -Él del Señor de los Pasos, en la nave de la Epístola.

  -Él retablo de la Animas, en la nave de la Epístola.

  -El retablo dedicado hoy a San Juan Macías, en la nave del Evangelio.

  En la Iglesia de la Magdalena de Olivenza, abundan los azulejos historiados, y una pequeña representación de los de figura avulsa se distinguen en la Capilla del Señor Jesús o Cristo de la Piedad, y en la Capilla Mayor. En la primera de éstas capillas es donde se encuentran los azulejos más antiguos de ésta Iglesia. En el panel de la izquierda se dibuja la escena "Las tres Marías en el Sepulcro".; mientras que en el de la derecha " La oración en el Huerto". En el primero de estos paneles se representa a las Tres Marías rezando ante el Sepulcro. En el segundo panel, se puede apreciar la escena en la que Cristo aparece rezando, y los Apóstoles duermen. Ambos paneles deben datar de los primeros años del siglo XVIII. En ésta misma capilla y mezclándose con los azulejos historiados,capilla nave del evangelio surgen otros de tipo avulso en los que se pintan distintos tipos de flores. El resto de los azulejos de las capillas laterales son más difíciles de fechar. En el panel de azulejos de la capilla de Santa Lucía se dibujan diversos momentos del martirio de la Santa. Los paneles de la capilla de San José representan una diversidad temática cómo el nacimiento de un Niño, quizá Juan el Bautista, la vida de San Cristóbal y otros. Este panel se culmina con el escudo de la casa de Braganza, familia que posiblemente corrió con el costo de éste retablo y su azulejería.

  La capilla de San Pedro y la del Señor de los Pasos representan unas figuras de mayor tamaño en sus paneles y una tonalidad más oscura. En los azulejos de la capilla de San Pedro se aprecian las escenas de Jesús andando sobre las aguas; Cristo haciéndole entrega de las llaves del cielo a San Pedro, un milagro del Santo y la liberación de la cárcel. La Capilla del Señor de los Pasos se decora con momentos de la Pasión, destacando las gruesas y manieristas figuras de Cristo y el apóstol que lo desciende, la Flagelación, el Prendimiento y la Oración en el Huerto.

  En la capilla mayor, en el lado del Evangelio y la Epístola, existen dos paneles de azulejos historiados y un importante número de azulejos de figura avulsa. En el panel del lado del Evangelio se pinta la escena bíblica de la Magdalena lavando los pies de Cristo, reprendida por Simón el Leproso, con la respuesta de Jesús y la admiración que produce en San Juan. En el panel del lado de la Epístola se narra lórganoa estancia de Jesús en casa de Marta y María, captando el momento en el que Jesús reprende a Marta.

  Y , por último la Capilla de las Animas, en la nave de la Epístola, se dibujan la Virgen del Carmen y San Francisco sacando ánimas del Purgatorio. El interior del Templo, está dominado en su fachada principal por la majestuosa columna torsatorre cuadrangular, fabricante en sillares, dispuesta entres cuerpos o pisos separados por gruesos calabrotes.

  En el primer piso, sobresale su portada renacentista, atribuida a Nicolás Chanterenne. El pórtico está formado por un arco de medio punto sostenido por un par de columnas a cada lado, siendo más abultadas en su tercio inferior que en el superior, que están apoyadas sobre un dado rectangular que es soportado por el plinto. Las dovelas de éste arco se decoran con cabezas de ángeles. Encuadrando éste arco se encuentran dos largas columnas que soportan el antablamento y el frotón. Dichas columnas, a semejanza de las anteriores, presentan su tercio inferior más abultado que el superior, decorándose con festones en su mitad. La columna vuelve a ser soportada por un lado con su correspondiente plinto. El capitel es compuesto. Detrás de éstas columnas hay unas pilastras con motivos alegóricos, que aluden a la muerte, una calavera que indica el lugar del suceso y la figura de un león, símbolo de la muerte en el Antiguo Testamento. Por encima de las columnas, se levanta el establecimiento, con arquitrabe a dos bandas, friso decorado con motivos vegetales y cornisa. En la parte superior del establecimiento hay un frotón triangular que cobija en su interior el escudo de la Hermandad de las Llagas, clara alusión a quienes debieron ser los patrocinadores de ésta portada. En los vértices del frontón se colocan atlantes. En las enjutas del arco se distinguen dos medallones de los que salen el busto de un hombre y una mujer, ataviados a la clásica usanzapuerta lateral.

  El segundo y tercer piso de la torre se separan por gruesos calabrotes, propios del estilo Manuelino. Las influencias góticas reaparecen en éste segundo piso, dónde un rosetón, decorado con calabrotes y la esfera terráquea, permite iluminar la nave central.

  El tercer piso alberga el campanario, en el que sobresalen, a cada lado, dos arcos de medio punto cobijando las campanas.

  La torre se remata en sus esquinas con capiteles de base cuadrada y parte superior piramidal. Está radicada en el interior de este templo la Real Archicofradía del Señor Jesús de los Pasos, cuyo titular es el Patrón de Olivenza, originalmente denominada de "Las Llagas", cuya procedencia data de la Olivenza portuguesa, y que procesiona en el Domingo de Pasos, el domingo previo al de Ramos. Además, también tienen su sede en ésta Iglesia, la Hermandad de la Virgen de la Soledad y la Hermandad y Cofradía del Descendimiento, ambas cofradías de penitencia y con desfiles procesionales en la notable Semana Santa oliventina.   




© Senderos de Extremadura, 1999.
Queda prohibida la reproducción de la información gráfica y escrita sin autorización del editor

portada Volver al índice
[Volver al sumario] [Volver al índice general]